viernes, junio 30, 2006

WILLIAM BLAKE. THE VOICE OF THE ANCIENT BARD

Youth of delight, come hither,
And see the opening morn,
Image of truth new born.
Doubt is fled, & clouds of reason,
Dark disputes & artful teazing.
Folly is an endless maze,
Tangled roots perplex her ways.
How many have fallen there!
They stumble all night over bones of the dead,
And feel they know not what but care,
And wish to lead others, when they should be led.

From Songs of Experience, 1794.

LA VOZ DEL ANCIANO BARDO

Juventud de deleite, ven aquí
Y mira la mañana que despierta,
Imagen de la verdad recién nacida.
Han huido las dudas y las nubes de la razón,
Las sutiles disputas, los ingeniosos tormentos.
La insensatez es un laberinto interminable,
De enmarañadas raíces que confunden sus caminos:
¡Cuántos han caído allí!
Tropiezan toda la noche con los huesos de los muertos,
Y sienten que ignoran todo menos la inquietud,
Y desean guiar a otros, cuando deberían ser guiados.

De Cantos de Experiencia, 1794.
(Trad. Enrique Caracciolo Trejo)

jueves, junio 29, 2006

JOSÉ MARÍA FONOLLOSA. FIFTH AVENUE

Me niego a hacer sonetos. Su estructura
-dos anchos ataúdes de cuartetos
y otros dos más delgados de tercetos-
los muestra adustos, serios de figura.

O semejan barrotes de una dura
prisión de endecasílabos sujetos
por rimas consonantes; obsoletos
modelos del rigor. ¿Poesía pura?

Mayormente son versos preparados
a medida del molde y presentados
con un burdo remedo de la música.

Abjuro de sonetos donde sobra
o falta espacio para expresar la obra
en su justa extensión, la exacta, la única.

De Ciudad del Hombre: New York, 1990.

miércoles, junio 28, 2006

ALEJANDRO JODOROWSKY. ME DESPIERTO DE MAL HUMOR

Cuando fui niño me encontraron muerto flotando en un río.
Desde entonces oculté mis expresiones faciales siempre generadas por la mentira.
En muchas ocasiones el cerebro se me escapó de la cabeza
y tuve que llenar el vacío de mi existencia con relojes de oro.
Quemé todas mis fotografías esperando que del fuego surgiera un ángel,
pero el humo tomó la forma de una madre de ocho brazos empoyando un huevo negro.

El tiempo es una estafa, como el cuerpo, como el infinito.
Veo a mis vecinos sonreír arrojando por la boca pedacitos de espejo.
Me siento más vacío que un cáliz, más seco que una hostia.
Del corazón me sale un cuervo trayendo en el pico un poema.

De No Basta Decir, 2003.

FERNANDO PESSOA. NAO ME IMPORTO CON AS RIMAS

Nao me importo con as rimas. Raras vezes
Há duas árvores iguais, uma ao lado da outra.
Penso e escrevo como as flores têm cor
Mas com menos perfeiçao no meu modo de
exprimir-me

Olho e comovo-me,
comovo-me como a água corre quando o chao é
inclinado
E a minha poesia é natural como o levantar-se o vento.



No me importan las rimas. Raras veces
hay dos árboles iguales, el uno junto al otro.
Pienso y escribo como las flores tienen color
pero con menos perfección en mi modo de
expresarme
porque me falta la sencillez divina
de ser totalmente sólo en mi exterior.

Miro y me conmuevo,
me conmuevo como el agua corre cuando el suelo está
inclinado
y mi poesía es natural como el levantarse el viento.

De O guardador de rebanhos. Poemas de Alberto Caeiro, Visor, Madrid, 1984.
(Trad. Pablo del Barco)

lunes, junio 26, 2006

JORGE LUIS BORGES. 1964

I

Ya no es mágico el mundo. Te han dejado.
Ya no compartirás la clara luna
Ni los lentos jardines. Ya no hay una
Luna que no sea espejo del pasado,
Cristal de soledad, sol de agonías.
Adiós a las mutuas manos y las sienes
Que acercaba el amor. Hoy sólo tienes
La fiel memoria y los desiertos días.
Nadie pierde (repites vanamente)
Sino lo que no tiene y no ha tenido
Nunca, pero no basta ser valiente
Para aprender el arte del olvido.
Un símbolo, una rosa, te desgarra
Y te puede matar una guitarra.

II

Ya no seré feliz. Tal vez no importa.
Hay tantas otras cosas en el mundo;
Un instante cualquiera es más profundo
Y diverso que el mar. La vida es corta
Y aunque las horas son tan largas, una
Oscura maravilla nos acecha,
La muerte, ese otro mar, esa otra flecha
Que nos libra del sol y de la luna
Y del amor. La dicha que me diste
Y me quitaste debe ser borrada;
Lo que era todo tiene que ser nada.
Sólo me queda el goce de estar triste,
Esa vana costumbre que me inclina
Al Sur, a cierta puerta, a cierta esquina.

De El Otro, el Mismo, 1964.

viernes, junio 23, 2006

BORIS VIAN. LA ESPUMA DE LOS DÍAS

En la vida, lo esencial es formular juicios a priori sobre todas las cosas. En efecto, parece ser que las masas están equivocadas y que los individuos tienen siempre razón. Es menester guardarse de deducir de esto normas de conducta: no tienen por qué ser formuladas para ser observadas. En realidad, sólo existen dos cosas importantes: el amor, en todas sus formas, con mujeres hermosas, y la música de Nueva Orleans o de Duke Ellington. Todo lo demás debería desaparecer porque lo demás es feo...

De La espuma de los días, 1947.

miércoles, junio 21, 2006

ALFONSINA STORNI. LX

He vuelto sola al paseo solitario por donde anduvimos una tarde cuando ya oscurecía. He buscado, inútilmente, a la luz de una luna descolorida, sobre la tierra húmeda, el rastro de nuestros pasos vacilantes.

De Poemas de Amor, 1926.

martes, junio 20, 2006

miércoles, junio 14, 2006

ALLEN GINSBERG. MANHATTAN THIRTIES FLASH

Long stone street inanimate, repetitive machine Crash cookie-cutting
dynamo rows of soulless replica Similitudes brooding tank-like in Army
Depots
Exactly the same exactly the same exactly the same with no purpose but
Grimness
& overwhelming force of robot obsession, our slaves are not alive
& we become their sameness as they surround us – the long stone streets
inanimate,
crows of executive secretaries alighting from subway 8:30 A.M.
bloodflow in cells thru elevator arteries & stairway glands to typewriter
consciousness
Con Ed skyscraper clock-head gleaming gold-lit at sun dusk.

From The Fall of America, 1972.

FLASH DE LOS AÑOS TREINTA EN MANHATTAN

Largas calles de piedra inanimadas, repetitivo Choque de máquinas cortando galletas
filas de dinamos de réplicas sin alma Similitudes reconcomiéndose como tanques en Almacenes del Ejército
Exactamente iguales, exactamente iguales, exactamente iguales, sin más propósito que ser sombrías
y aplastante fuerza la de la obsesión de los robots, nuestros esclavos no están vivos
y nos convertimos en su imagen y semejanza mientras nos rodean - las largas calles de piedra inanimadas,
multitudes de secretarios ejecutivos saliendo del metro 8:30 AM
Flujo sanguíneo en células a través de las arterias ascensor y las glándulas de las escaleras hacia una consciencia de máquina de escribir.
La cabeza de reloj del rascacielos Con Ed brilla iluminada por el sol de la tarde.

De La Caída de América, 1972.
(Trad. Antonio Resines)

martes, junio 13, 2006

MARIO BENEDETTI. LA BUENA TINIEBLA

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera un resplandor que da confianza
de modo que si sobreviene
un apagón o un desconsuelo
es conveniente y hasta imprescindible
tener a mano una mujer desnuda

entonces las paredes se acuarelan
el cielo raso se convierte en cielo
las telarañas vibran en su ángulo
los almanaques dominguean
y los ojos felices y felinos
miran y no se cansan de mirar

una mujer desnuda y en lo oscuro
una mujer querida o a querer
exorcisa por una vez la muerte

De Geografías, 1984.

lunes, junio 12, 2006

OLIVERIO GIRONDO. APUNTE CALLEJERO

En la terraza de un café hay una familia gris. Pasan unos senos bizcos buscando una sonrisa sobre las mesas. El ruido de los automóviles destiñe las hojas de los árboles. En un quinto piso, alguien se crucifica al abrir de par en par una ventana.

Pienso en donde guardaré los quioscos, los faroles, los transeúntes, que se me entran por las pupilas. Me siento tan lleno que tengo miedo de estallar... Necesitaría dejar algún lastre sobre la vereda...

Al llegar a una esquina, mi sombra se separa de mí, y de pronto, se arroja entre las ruedas de un tranvía.

De Veinte poemas para ser leídos en el tranvía, 1922.

CONVOCATORIA

Sábado, 17 de junio
21:30, en El Cantábrico.

Abstenerse curiosos.
Sea.

viernes, junio 09, 2006

VICENTE GALLEGO. SEPTIEMBRE, 24

Tomo a veces un tren tras la comida,
ya conoces mi amor por estas horas,
e imaginas también
el ciego traqueteo del vagón,
la fatiga en los párpados,
la irrealidad de un mundo que crepita sonámbulo
por la hipnosis del sol,
y un silencio que vibra, ese rumor
que crece desde el fondo y que es la vida
latiendo ensimismada cual si fuera
el corazón cansado de una res.
Acostumbro a volver a media tarde,
contemplo la escollera, el arrecife
donde ejercita el mar su violencia;
me detengo ante el viejo balneario
y descubro de nuevo a una pareja
que se interna en la sombra
del ruinoso edificio.
Llegó después al caserón, me asalta
una desidia pegajosa y triste,
y un deseo infinito y absoluto
de todo y de la nada, un deseo
que es un hambre en el alma hasta que al fin
consigo relajarme y convocar el sueño
mientras hojeo un libro y me masturbo
sin demasiada convicción.

De El sueño verdadero. 2003.

martes, junio 06, 2006

ROBERTO BOLAÑO. LOS DETECTIVES SALVAJES

A los real visceralistas nadie les da NADA. Ni becas ni espacios en sus revistas ni siquiera invitaciones para ir a presentaciones de libros o recitales.
Belano y Lima parecen dos fantasmas.
Si simón significa sí y nel significa no, ¿qué significa simonel?
Hoy no me siento muy bien.

De Los detectives salvajes, 1998.

HERMAN MELVILLE. MOBY DICK

The ribs and terrors in the whale,
Arched over me a dismal gloom,
While all God's sun-lit waves rolled by,
And lift me deepening down to doom.

I saw the opening maw of hell,
With endless pains and sorrows there;
Which none but they that feel can tell -
Oh, I was plunging to despair.

In black distress, I called my God,
When I could scarce believe him mine,
He bowed his ear to my complaints -
No more the whale did me confine.

With speed he flew to my relief,
As on a radiant dolphin borne;
Awful, yet bright, as lightning shone
The face of my Deliverer God.

My song for ever shall record
That terrible, that joyful hour;
I give the glory to my God,
His all the mercy and the power.

From Moby Dick, 1851.

Los costados y el terror de la ballena
Se alzaron sobre mí en un momento
Mientras las olas soleadas se agitaban
Y me llevaban a hundirme en el averno.

Con penas y dolores infinitos
Vi las fauces abiertas del infierno,
Que sólo puede contarlo quien lo siente
¡Que sin esperanza me estaba sumergiendo!

Llamé a mi Dios desde el profundo
Con la triste voz de mis lamentos;
Y él, benigno, oyendo mis gemidos
Me liberó del monstruo fiero.

Como portado en un delfín radiante
Voló con rapidez en mi consuelo.
El rostro de mi Dios libertador
Era terrible como vivo fuego.

Mi canto recordará por siempre
Aquel momento gozoso y lastimero.
Yo doy la gloria a Dios;
A él todo el poder y honor eterno.

jueves, junio 01, 2006

PAULINE EN LA PLAYA. EN CONCIERTO


Si queréis leer algo sobre el concierto del pasado sábado, pinchad en el título y dejaos arrastrar por la espiral...