martes, 13 de junio de 2006

MARIO BENEDETTI. LA BUENA TINIEBLA

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera un resplandor que da confianza
de modo que si sobreviene
un apagón o un desconsuelo
es conveniente y hasta imprescindible
tener a mano una mujer desnuda

entonces las paredes se acuarelan
el cielo raso se convierte en cielo
las telarañas vibran en su ángulo
los almanaques dominguean
y los ojos felices y felinos
miran y no se cansan de mirar

una mujer desnuda y en lo oscuro
una mujer querida o a querer
exorcisa por una vez la muerte

De Geografías, 1984.

3 comentarios:

Artemio Rulán dijo...

Sí,si...precalentamiento nunca mejor dicho..con lo que gusta este buen hombre a parte de nuestros bloggeros (tocará sintomatología clínica florida: reacciones urticariformes, edemas de glotis, sibilancias difusas, cremáster compungido, dientes de Hutchinson...)

Anónimo dijo...

No, simplemente indiferencia. Tal cual balar de ranas, croar de gallinas o rebuzno de beneditista, este tipo ya solo provoca indiferencia.

Anónimo dijo...

Keep up the good work. thnx!
»