jueves, junio 29, 2006

JOSÉ MARÍA FONOLLOSA. FIFTH AVENUE

Me niego a hacer sonetos. Su estructura
-dos anchos ataúdes de cuartetos
y otros dos más delgados de tercetos-
los muestra adustos, serios de figura.

O semejan barrotes de una dura
prisión de endecasílabos sujetos
por rimas consonantes; obsoletos
modelos del rigor. ¿Poesía pura?

Mayormente son versos preparados
a medida del molde y presentados
con un burdo remedo de la música.

Abjuro de sonetos donde sobra
o falta espacio para expresar la obra
en su justa extensión, la exacta, la única.

De Ciudad del Hombre: New York, 1990.

9 comentarios:

Artemio Rulán dijo...

Alea jacta est...
si hay que volver a casa sin meter goles, se vuelve...qué son otros cinco años sin golear!!

Ignatium Regis dijo...

¡ESO ES, LIBERTAD PARA LA PALABRA!
¡Fuera los sostenes que ocultan la belleza y engañan! ¡Los moldes de estructuras preconcebidas! ¡Los poemas de escuadra y cartabón!
¡Viva la poesía, toda, y también la rimada, y el soneto, y siempre la palabra!

alan shearer dijo...

Qué entusiasmo tan de mañana. Ten cuidado con el orujo antes de comer.

sanders dijo...

Ehh, qué bien, así me gusta, hay pelea...

sanders dijo...

Por cierto, Fonollosa soberbio, como siempre...

Anónimo dijo...

No voy a entrar al capotito versolibrista. Sólo llamo la atención sobre la hora a la que Ignatium inserta su comentario...Con dos cojones ... Que viva el funcionariado
Neiro

Ignatium Regis dijo...

Neirete, ¿tienes sed?

Catenaccio dijo...

y tú hambre, nachete?

Anónimo dijo...

Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
»