miércoles, 29 de diciembre de 2010

EL HIJO. TODA LA NOCHE NEVANDO

Un enlace a un vídeo que espero que os guste, con mis deseos de que andéis todos muy bien, magos del balón poético.

sábado, 11 de diciembre de 2010

JUAN GELMAN. EL ANIMAL

Cohabito con un oscuro animal.
Lo que hago de día, de noche me lo come.
Lo que hago de noche, de día me lo come.
Lo único que no me come es la memoria. Se encarniza en
palpar hasta el más chico de mis errores y mis miedos.
No lo dejo dormir.
Soy su oscuro animal

De Salarios del impío y otros poemas, 2000.

lunes, 15 de noviembre de 2010

jueves, 11 de noviembre de 2010

CARLOS EDMUNDO DE ORY (CÁDIZ, 27/04/1923 - THÉZY-GLIMONT, 11/11/2010)

EN UN CAFÉ

He vuelto ahora sin saber por qué
a estar triste más triste que un tintero
Triste no soy o si lo soy no sé
la maldita razón porque no quiero

He vuelto ahora sin saber por qué
a estar triste en las calles de mi raza
He vuelto a estar más triste que un quinqué
más triste que una taza

Estoy sentado ahora en un café
y mi alma late late
de sed de no sé qué
tal vez de chocolate

No quiero esta tristeza medular
que nos da un golpe traidor en una tarde
Pide cerveza y basta de pensar
El cerebro está oscuro cuando arde

martes, 26 de octubre de 2010

MIGUEL HERNÁNDEZ. HOMENAJE EN AVILÉS

Miércoles, 27 de octubre
20:15, en la Casa de Cultura, Plz/Domingo Álvarez Acebal, Avilés.

Homenaje a Miguel Hernández.

La Caravana del Verso pondrá en escena su recital multidisciplinar Barro (poesía, danza y música).

La entrada es libre y se entregará un poemario titulado Aunque tú no estás, elaborado por poetas avilesinos en honor a Miguel Hernández.

lunes, 18 de octubre de 2010

EILEN JEWELL. EN CONCIERTO

Miércoles, 20 de octubre
22:00, en el Savoy, Gijón.

Concierto de Eilen Jewell.
Futboleros, yo quiero irrrrr. Su último concierto en el casino fue fantástico!!!! Así que si los virus n1h1, o los que sean que me cuelgan de la nariz me lo permiten, allí estaré; si alguien se anima que me llame :). Os dejo el link para que escuchéis lo bien que canta (y además es simpática!). Besos.

http://www.myspace.com/eilenjewell

domingo, 10 de octubre de 2010

LUIS FERNÁNDEZ ROCES. LA PLAYA HABITADA

Para los de aquí, esto es casi como una madre.
Incluso diríamos que la vida es sólo eso que pasa - y no sabemos muy bien cómo- entre la primera y la última vez que nos asomamos a la barandilla del Muro.
Las soberbias fotos son de Jose Manuel Rodriguez Calleja, de la exposición "La playa habitada"
El texto es de Luis Fernández Roces. Gracias a Alicia por hacernos saber.









A LOS AVECINDADOS EN LA PLAYA HABITADA

Habéis llegado aquí, el mundo a cuestas,
para habitar la arena,
sembrarla de memorias, esa herencia
del tiempo, peregrina.
Se incorpora la tierra a vuestra sombra
cuando el mar es el cielo en las miradas
y es zaguán de la calma el horizonte.

Los mapas de la vida se detienen
y rompe el oleaje almas adentro;
porque la vida, con sus vidas, va,
o viene, o se refugia
en ese suave vuelo que van dejando atrás
los pájaros del aire.

Hoy comparece el tiempo –enemigo entrañable-
a dibujar perfiles sobre lienzos y azules,
a modelar las formas que paciente malversa.
Y su voz os invita a soñar las distancias,
a inventar mares viejos y secretos.

Cuando cerréis los ojos,
mirad a ver se veis venir la paz,
pues alguien quiere, desde el dintel del mundo,
retratar algún día, paso a paso, el milagro:
el mar, la arena, el cielo
con vosotros,
que, oficiantes, volveréis mañana
otra primera vez, víspera siempre
de otras pisadas nuevas,
y desnudas.

Habéis llegado, sí, vuestro retrato
os hace aquí inmortales. Ya no se borrará,
aunque se esconda el sol, vuestra sombra en la arena
cada día.

Habéis llegado, estáis, permanecéis…
En la playa habitada.

Luis Fernández Roces

jueves, 23 de septiembre de 2010

ANTONIO DE CASTRO. ATRAPADA EN LAS ESTANCIAS SUCESIVAS

Atrapada en estancias sucesivas
la imagen reflejada en los espejos enfrentados
multiplica el vacío de la soledad

De 2008, 2008.

lunes, 23 de agosto de 2010

¿TODAVÍA NO TIENES AMANTES?

+ Información en 50maneras@gmail.com

Gijón:

Libreria Paradiso.
libreriaparadiso@gmail.com
985341880
C/ La Merced, 28
Gijón, Spain 33201
facebook.com/libreria.paradiso

La Buena Letra
begoyrafa@gmail.com
Teléfono fijo: 984395830
Dirección: Casimiro Velasco, 12
Gijón, Spain 33201
la buena letra en Gijón
La Buena Letra en Facebook

Librería Zifar
zifar@telecable.es
985331895
Calle Cabrales 136
Gijón, Spain 33205
libreriazifar.blogspot.com

Oviedo

Local Cambalache
cambalache@localcambalache.org
Martínez Vigil, 30-bajo. Oviedo
Tel. 985202292
localcambalache.org

Ojanguren
985 218 824
Plaza de Riego, 1
33003 Oviedo
ojanguren.com

Cervantes
Calle del Doctor Casal, 9
33001 Oviedo
985 207 761
cervantes.com

Madrid

Arrebato libros
arrebato@arrebatolibros.com
912821111
La Palma, 21 – Madrid
arrebatolibros.com

Zamora

Librería Miguel Nuñez Amargura
info@libreriamiguelnuñez.es
980 510 439
Amargura 11
49013 Zamora
libreriamiguelnuñez.es

Sala Berlín
980 517 190
Calle de la Rinconada, 4 49025 Zamora
salaberlin.com

jueves, 5 de agosto de 2010

ANÓNIMO. DE LA ALMOHADA

De la almohada
hasta los pies me ataca
este querer,
¿Qué hacer sino quedarme
en medio de la cama?

De Poesía clásica japonesa [Kokokwakashú], Editorial Trotta, Madrid, 2005.
(Trad. Torquil Duthie)

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO. CUANDO TODO SUCEDA

Digo: comience el sendero a serpear
delante de la casa. Vuelva el día
vivido a transportarme
lejano entre los chopos.

Allí te esperaré.

Me anunciará tu paso el breve salto
de un pájaro en ese instante fresco y huidizo
que determina el vuelo,
y la hierba otra vez como una orilla
cederá poco a poco a tu presencia.

Te volveré a mirar, a sonreír
desde el borde del agua.
Sé lo que me dirás. Conozco el soplo
de tus labios mojados:
tardabas en llegar. Y luego un beso
repetido en el río.

De nuevo en pie siguiendo tu figura
regresaré a la casa lentamente
cuando todo suceda.

De El Retorno, 1955.

miércoles, 4 de agosto de 2010

JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD. DEFECTUOSA FORMACIÓN DEL PLURAL

Disfraz, persona unitiva
Lezama Lima

Cuántos días baldíos
haciéndome pasar por lo que soy.

Máscara sin memoria, líbrame
de parecerme a aquel que me suplanta.

Uno solo será mi semejante

De Descrédito del Héroe, 1977.

lunes, 19 de julio de 2010

GREGORY CORSO. ON THE WALLS OF A DULL FURNISHED ROOM

ON THE WALLS OF A DULL FURNISHED ROOM

I hang old photos of my childhood girls-
with breaking heart I sit, elbow on table,
chin on hand, studying
the proud eyes of Helen,
the weak mouth of Jane,
the golden hair of Susan.

FROM Gasoline. 1958.

EN LAS PAREDES DE UN SOMBRÍO CUARTO DE ALQUILER

Cuelgo viejas fotos de mis novias de la infancia
y me siento aquí, desconsolado, con un codo en la mesa,
la barbilla en una mano, contemplando
los altivos ojos de Helen,
la débil boca de Jane,
el dorado pelo de Susan.

(Trad. Roger Wolfe)

martes, 6 de julio de 2010

CRÓNICA. BAR CANTÁBRICO, VIERNES, 7 MAYO DE 2010

ALZOLA LLAMERO, RAMÓN. SONETOS, LLANES, 2009.
FERNÁNDEZ, BASILIO. ANTOLOGÍA 1927-1987, EDICIONES TREA, 2009.
ONIEVA, FRANCISCO. PERÍMETRO DE LA TARDE, ED. RIALP, MADRID, 2007.
SABINES, JAIME. UNO ES EL POETA. ANTOLOGÍA, VISOR, MADRID, 2006.
URIBE, KIRMEN. MIENTRAS TANTO CÓGEME LA MANO, VISOR, MADRID, 2008.
VALLEJO, CÉSAR. OBRA POÉICA COMPLETA, ALIANZA EDITORIAL, MADRID, 2006.

CRÓNICA.

Partido más intenso que brillante. El juego buscó con limpieza el gol y sólo la falta de inspiración final, la mejor elección de los caminos por que filtrar el postrer pase y la viveza al administrar el espacio comprimido del área; privaron al marcador de más movimiento. Aunque los estrictos puedan decir que inspiración, acierto y viveza son precisamente atributos imprescindibles de la poesía, siempre es mejor la parquedad que obedece al aturullamiento más que a la cerrazón estética.

ARTEMIO se presentó luciendo un vendaje en la mano izquierda que afectó notablemente a sus habilidades de trilero. Por más que se desgañitaba con la salmodia propia de su oficio―“¡La reina gana! ¡La reina gana!”―, en ningún momento logró distraer a la parroquia lo suficiente como para que la inanidad en estado puro de URIBE ganase un gramo de molla: “... Chéjov llega a Moscú. Su madre y hermano acuden a recibirlo”, que el cántico naíf perdiese ni un ápice de su simpleza: “... Mientras tanto el cuco seguía cantando en el bosque: Ni Si-Sol, ni Fa-Re, ni Mi-Do. Como hace mil años cantaba: Cucú, cucú”, ni que la concesión al malditismo camuflase un mínimo su impostura: “... la heroína es tan dulce como hacer el amor... las agujas me hacen daño y tengo frío, el suero me enfría las venas”. Seguramente la responsabilidad de tan bajo rendimiento deba imputarse al traductor: Ya se sabe que la poesía en éuscara pierde mucho sin las aliteraciones de ka, te y erre.

La mejor elección correspondió sin duda a FERMO. Colección imponente, los sonetos de ALZOLA. Con soltura magistral, desplegó su juego por los pagos abonados por las mejores tradiciones líricas españolas, sacando siempre un fruto renovado. Desde la poesía del desamor, donde remata con helador estrambote: “... Dado que tú lo puedes/ embriágame de muerte y vete renovada,/ enquístate ahora en otros... y dame a mí... la nada”, para sobrevolar el rencor dando pie a la siempre elegante vacuna del estoicismo: “... tu mirada me conmina/ a esperar el final fingiendo calma”. Hasta el canto al esplendor del ciclo de vida y muerte que cada día se debate en el horizonte con el atinado serventesio: “... Vislúmbrase un fulgor en la temprana/ frontera de la luz, con la porfía/ eterna de esa noche que profana/ con trémulo desdén la lejanía”. Pasando por la, hogaño, nada frecuente poesía sacra: “... No te pido Señor omnipresencia,/ no te pido Señor milagro alguno/ sólo quiero Señor tu providencia”, con el eco del SONETO A CRISTO CRUCIFICADO soplando las velas. Gracias, FERMO.

Nuevo patinazo de CATENACCIO que, en las evoluciones de BASILIO, prefirió abandonar una línea de ataque nítida para enfoscarse en una táctica a la cacea que cebó en unas ocasiones con aromas garcilasianos: “... Por hábito del alma te he querido/ con norma fiel, con dulce pensamiento,/ mas de tu sangre, caracola al viento,/ sólo queda un rubor estremecido”, en otras con cierto pintoresquismo esteticista, casi pajillero: “... Entonces en la penumbra demorada/ como un guante alargado, un misterio inquietante/ contraía tus besos, últimos bucles de una sola apariencia/ porque el silencio lamía tímidamente los deseos atrapados”, y las más de las veces, enmarañando el hilo con circunloquios: “... Quietud sin historia a la deriva/ en unos sentimientos sin principio ni fin/ de días perezosos,/ de ríos que giran hacia la libertad,/ de falsos testimonios y palabras cansadas”.

Si algo no puede decirse del juego de IGNATIUM es que no sea previsible: Sea con ONIEVA o con lo que sea, milita siempre en el partido del conceto; aunque sea para desbastarlo, limpiarlo capa tras capa y terminar descubriendo que tras su máquina insigne y grandeza era la nada: “... No presentan más peso que su vuelo/ -apenas polvo-. Buscan tras la luna el horizonte/ y se posan sobre él./ No dura nada”, con la agravante de perderse en tropos imposibles que se terminan velando con la luz de una perogrullada: “... el silencio de sus relojes/ deja un olor/ en la casa a vinagre,/ a vino en la bodega,/ en tu cuerpo a distancia”. No sabemos a qué huele la distancia; pero que una bodega huela a vino lo alcanza cualquiera.

CARLOS eligió para su reaparición a SABINES, apuesta de lo que en neoparla llaman “perfil bajo”. Sin alardes en ninguna instancia, se deshacía de la bola con una premura desembridada, casi rústica: “... la luna se puede tomar a cucharadas/ o como una cápsula cada dos horas”, próxima al ripio, aunque no exenta de frescura en la jurisdicción más infantil: “... y yo creo que se alegra/ cantándose una canción:/ «Corta del pie derecho y también del corazón»”; pero roma hasta el prosaísmo de autoayuda al manejarse en las proximidades de la cal más existencial: “... cuando tengas ganas de morirte/ no alborotes tanto:/ muérete y ya”. Y sin hacerle ascos a la contradicción más flagrante: “... como ahora no hay maestros ni alumnos/ el alumno le preguntó a la pared:/ ¿Qué es la sabiduría?/ y la pared se hizo transparente”. Si la premisa es la ausencia de profesores y alumnos, ¡qué coño pinta un alumno preguntando! 

JUANCHO se decantó por el arrebato modernista de VALLEJO. Un tanto irregular en el manejo de la temática fúnebre, entreveraba los episodios más contenidos y sugerentes de ROSA BLANCA: “... Que vaya así, trazando/ sus rollos de crespón;/ y que ate al gato trémulo/ del miedo al nido helado,/ al último fogón”, o BAJO LOS ÁLAMOS: “... Y en él, amortajadas las pepitas tracen su aullido pastoral en pena?”; con otros artificiosos, manieristas e inmoderados hasta la morbosidad: “... y habrán tocado a sombra/ nuestros labios difuntos./ los dos dormiremos,/ como dos hermanitos”. En esta grisalla de ida y vuelta, de partido atrapado en un patio de colegio, donde el balón no es pasado ni futuro, sino un presente permanente arrastrado por un tropel de pies que se lo disputan en un dribling infinito que iguala a compañeros y rivales y exorciza su propio tiempo; declinaba la tarde sin atisbo de gol. Y así habría terminado, si se hubiese impuesto el más mínimo sentido de la rectitud. Pero eso es pedir mucho en un país que considera que intimidar al tribunal competente de una causa es pieza procesal obligada. Porque el remate en escorzo de VALLEJO: “... y se acabó el diminutivo, para mi mayoría en el dolor sin fin y nuestro haber nacido así, sin causa” fue interceptado en la línea de gol por FERMO y despejado el peligro sin mayores aspavientos. Y es en estas que el colombiano ―haciendo buenas las razones de quienes protestan por la laxitud de la legislación de extranjería― se levanta airado, pregunta quién no le había sido propicio, encara al bueno de FERMO y mientras asía con la mano izquierda un contundente cenicero, le pregunta con la cara a no más de un palmo si está o no seguro de su voto. A lo cual éste, manifiestamente intimidado por el tamborileo del cristal sobre el mármol de la mesa, retoma el libro, relee el poema y cambia el sentido del fallo...¡Genial, otra noche de cuchillos largos en los anales de la Justicia! Porque es que no termina aquí la villanía: quebrada con violencia la voluntad de un buen ciudadano, el victimario arranca a su víctima el libro de las manos, espeta a la parroquia un lacónico: “Bueno, gané. Me piro, que tengo un torneo de dardos. Adiós”; y toma el olivo precipitadamente acompañado por CARLOS en estampa de escudero compinche. Y es este pequeño episodio el que debería bastar para recordarnos la vigencia del mandato bíblico de levantarse una y mil veces hasta hacer de los corderos leones.

El contoneo de las caderas de SHAKIRA: “...y lo que me queda de vida, quiero vivir contigo...” acompañó la marcha de los fugitivos, la recogida de libros en liza, el saldo de las cuentas en la barra y goteo de despedidas. Dejar atrás ese leve manto de vidrio que nos protege de la intemperie y las prisas, esa cápsula de tibieza que caldean el afecto y aficiones compartidas y salir a la calle para dejarse herir por la crudeza del viento, atenuarse por farolas que inseminan a la noche con su luz pastosa y llevarse por un tropel de asfalto a ese mercado de valores en continua mutación: Es noche de viernes. La inminencia del fin de semana puebla las calles con grupos de jovencitas, en avance dubitativo y risa contagiosa, izadas sobre unos tacones tan erizados como indóciles y chavales que insinúan la tensión de sus músculos entre transparencias y camisas desabotonadas. Es hora de que se abra la danza de esas celosías en movimiento que fijará la cotización al alza del deseo y los cuerpos en un cruce de miradas retadoras. Es hora de que los leones se tumben a hacer la digestión y que los zorros estudien cómo asaltar en gobierno de la charca. Pero eso ya es otra historia.

miércoles, 23 de junio de 2010

LUIS ENRIQUE BELMONTE. HAY QUE VADEAR CON CUIDADO EL PASO

Hacia dónde nos lleva
esta corriente silente, de agazapado fervor
por la erosión, por el desgaste de aquello
que no fue y sin embargo sigue siendo
bajo la alfombra de lo aparente y regular.
Cómo vibran los cristales, los delantales y los lápices,
cuando la corriente arrastra, a veces,
en la mitad de nuestra sombra, los sedimentos
de lejanos cadáveres, de desperdicios aliñados
con el desafecto del que renuncia, fragmentos
limados con aquel mondadientes
que alguna vez usamos
mientras soñábamos heroicas proezas, las más cálidas
promesas de suicidio o de amor.

Hay que vadear con cuidado el paso, en estos momentos
en que la corriente insinúa su voraz inclinación,
la resolución acústica de llevarse, entre sus piedras paleolíticas,
los restos del naufragio: aquellas ofrendas
que dejamos, sin darnos cuenta,
a un inasible dios que olvida; aquellos sermones
inútiles en medio de la borrachera, el llanto de un cangrejo
bajo el sol, entre las algas y el oleaje, el llanto
y sus múltiples modulaciones, la uña carcomida,
las cerillas encendidas, el amargo tabaco consumido.

De Inútil Registro, 1998.

jueves, 3 de junio de 2010

ANA ISTARÚ. BOLERO IRREPETIBLE

Hombres que amé,
los esplendentes hombres de los cines sombríos,
tormentosos o dulces,
los demonios garridos,
los de espléndidas crines,
los arcángeles tácitos
escoltando la noche,
bordeando como un sueño mi cuerpo humedecido,
hombres tiernos, nefastos,
portentosos, cobardes,
hombres castos (los tuve)
resguardando su fuego de mi pasión sin quicio,
los delgados, los altos, los altísimos,
los que tenían un dejo de avellana
en los hombros,
los feos
que tanto quise amar
como a los más hermosos,
buscando el tramo tibio detrás de sus rodillas,
el ángulo exquisito del tobillo
y sus entornos,
amores desvaídos,
amores elocuentes,
batallando exaltados al igual que San Jorge,
domeñando a mi madre,
el dragón crepitante.
Adónde fueron.
Y adónde fue mi madre.
Hombres que amé
con fe, con sed, con sinrazón,
con lucidez,
como un ciclón que encalla y es sólo desatino,
hombres que amé como nunca jamás,
y esa que soy y fui
y ya no seré nunca
está bailando ahora
perdida en un bolero irrepetible,
cargada de geranios,
de besos que no vuelven
como la línea dura de un astro que se astilla.
Esto fue amor. Lo firmo
con mi saliva y puño
en un vaso de acero en el que brindo.
Hay una colegiala, en algún sitio,
que baila hasta el cansancio.

De La Estación de Fiebre, 1983.

miércoles, 26 de mayo de 2010

JUAN VICENTE PIQUERAS. VIGILIA DI RESTARE

VIGILIA DI RESTARE

Tutto è pronto: la valigia,
le camicie, le mappe, la fatua speranza.

Mi spolvero le palpebre.
Ho messo all'occhiello
la rosa dei venti.

Tutto è pronto: il mare, l'atlante, l'aria.

Mi manca solo il quando, il dove,
un diario di bordo, le carte
di navigazione, venti a favore,
il coraggio e qualcuno che mi ami
come non so amarmi io.

La nave che non c'è, le mani attonite,
lo sguardo intento, le imboscate,
il filo ombelicale dell'orizzonte
che sottolinea questi versi sospesi...

Tutto è pronto. Sul serio. Invano.

De Palme, 2005.

VÍSPERA DE QUEDARSE

Todo está preparado: la maleta,
las camisas, los mapas, la fatua esperanza.

Me estoy quitando el polvo de los párpados.
Me he puesto en la solapa
la rosa de los vientos.

Todo está a punto: el mar, el aire, el atlas.

Sólo me falta el cuándo,
el adónde, un cuaderno de bitácora,
cartas de marear, vientos propicios,
valor y alguien que sepa
quererme como no me quiero yo.

El barco que no existe, la mirada,
los peligros, las manos del asombro,
el hilo umbilical del horizonte
que subraya estos versos suspensivos...

Todo está preparado: en serio, en vano.

De Palmeras, 2005.

domingo, 16 de mayo de 2010

EXCÉNTRICOS

Publicación de un libro de poemas escrito en posa vasos, servilletas y otros extraños objetos. En las cosas más cotidianas, a veces, se encuentran obras de arte.

miércoles, 12 de mayo de 2010

VICENTE GALLEGO. EL OSCURO SENTIDO DE LAS COSAS

Hace tiempo que vives
más allá de las cosas, más allá
de esta plaza con sol y con palomas
y peatones grises, arriesgando
la belleza modesta que te ofrecen
por el tesoro oculto que imaginas.
Al igual que un espía, hace tiempo
que has forzado tus ojos mercenarios,
escrutándolo todo atentamente.
¿Qué imaginas detrás de cada cosa,
qué esperas de sus formas
familiares y simples, qué secretos,
qué verdades supones que te ocultan,
qué asombrosa emoción, y qué oscuro sentido
sueñas que les regalen a tus palabras huecas?
Nada oculta esta plaza
con sol, y con palomas, y peatones grises,
¿pero es que no son nada estas palomas,
y este sol, y estas gentes que se alejan?
Y te dices que sí,
que todo esto
es la vida que arriesgas, y que pierdes,
intentando indagar lo que te oculta,
y que estos peatones
a los que has despreciado alguna vez,
son hoy tus superiores, pues no piden
de ti limosna alguna, ni precisan
fatigarse los ojos, ni buscar
luminosas palabras que enaltezcan sus días,
son aquellos que aceptan su destino,
y que saben gozarlo, y que lo sufren
-ajenos a un mendigo vanidoso-
con el silencio digno de quien vive y le basta.

De Los ojos del extraño, 1990.

martes, 4 de mayo de 2010

WISLAWA SZYMBORSKA. MI DIFÍCIL VIDA CON LA MEMORIA

Soy mal público para mi memoria.
Quiere que continuamente escuche su voz,
y yo no dejo de moverme, carraspeo,
escucho y no escucho,
salgo, regreso y vuelvo a salir.

Quiere ocupar mi atención y mi tiempo por completo.
Cuando duermo le resulta fácil.
De día, depende, y eso le molesta un poco.

Me desliza insistente antiguas cartas, fotografías,
trata hechos importantes y sin importancia,
pone la mirada en paisajes inadvertidos,
los puebla con mis muertos.

En sus historias siempre soy más joven.
Es agradable, sólo que para qué seguir insistiendo en eso.
Los espejos me dicen otra cosa.

Se enfurece cuando me encojo de hombros.
Y, vengativa, me echa en cara todos mis errores,
graves, luego fácilmente olvidados.
Me mira a los ojos, espera a ver qué digo.
Al final me consuela con que pudo haber sido peor.

Quiere que viva ya sólo con ella y para ella.
De preferencia en una habitación oscura y cerrada,
y en mis planes hay siempre un sol presente,
nubes actuales, caminos en curso.

A veces estoy harta de su compañía.
Le propongo separarnos. Desde hoy y para siempre.
Entonces sonríe compasiva,
pues sabe que para mí también sería una condena.

De Aquí, 2012.

viernes, 30 de abril de 2010

AGAPITO PAZOS MÉNDEZ

Agapito Pazos Méndez, de 82 años, ha fallecido en la habitación 415, cama dos, del Hospital Provincial de Pontevedra. Allí estaba empadronado y siempre vivió en el centro sanitario donde fue abandonado a los tres años, dentro de un cajón. Trabajadores del centro hospitalario han lamentado su muerte y destacado la intuición de Agapito para determinar la gravedad de los enfermos. Solo dejó el edificio una vez para ver la ría.

Sufría discapacidad psíquica, una distrofia muscular en las extremidades inferiores con deformación y distrofia en su mano derecha. Se integró en el funcionamiento de la entonces institución de beneficencia, que en 1993 se integró en la sanidad pública y su tutela pasó a una entidad sin ánimo de lucro. Llegó a ser durante un tiempo el encargado de guardar las llaves de los medicamentos y el almacén. Era el único paciente con habitación decorada al gusto, que compartía con otro enfermo.

Este inquilino era muy popular en el hospital, donde el único recuerdo que se guarda de Agapito enrabietado fue cuando una paciente vietnamita le robó la caja que protegía sus pocos ahorros. Un médico le compró una caja de caudales y el asunto se solventó. Sólo salió del hospital cuando uno de los celadores lo llevó a ver las Rías Baixas a los 60 años. Finalmente, Pazos abandonó el único hogar que conoció al morir, en comitiva fúnebre, acompañado de sus compañeros hasta el cercano cementerio de San Mauro.

De El País.com, 30/04/2010.

martes, 27 de abril de 2010

POETAS FUTBOLISTAS NEORRABIOSOS...

http://neorrabioso.blogspot.com/search/label/Neorrabioso%20PARTIDOS%20ENTRE%20POETAS

Si luego vais al blog, es todo sobre poesía. pero tal vez se podría intentar algún día un partido entre neorrabiosos (ellos) y cerveceros (nosotros)... besos.

¡Ánimo Charly!!!! creo que voy a estar en Madrid, si no, haré mi aparición!!! Que lo paséis muy bien!

lunes, 26 de abril de 2010

CHARLY CASTAÑÓN PÉREZ. CON TODOS LOS RESPETOS

Viernes, 30 de abril
20:00, en el Ateneo Obrero, C/ Covadonga 7, 1º izda, Gijón.

Acto de presentación del libro de Charly Castañón: Con todos los respetos. Trilogía coral de humor, intriga, sainete y bares compuesta por las obras: Ni de fútbol ni de na, Enreda, enreda y El rincón de la buena gente.

martes, 6 de abril de 2010

CARLOS MARZAL. EL DESEO EN DESORDEN

El infinito afán de tentativas
en que consiste el hecho de ser hombres,
la regla del acierto y del error
vuelta divinidad hasta forjarnos,
nos ha tejido en nuestra insuficiencia.
Con el moroso azar de nuestro método
–esta lucha de todo contra todo,
sin más aspiración que estar en lucha–,
ha fraguado la magia de existir
en la indigente forma en que existimos.

Carecemos de un plan en armonía.
Las lentas probaturas de la suerte
nos han predestinado a los declives,
nos han urdido rumbo hacia el cansancio,
en vez de encaminarnos al delirio:
vivir en la absoluta servidumbre
del monarca absoluto del deseo.

Qué lástima este ser tal como somos,
este desperdiciarnos en tibiezas;
qué mortificación por un desorden
que no sostiene en armas nuestra fiebre.
Qué abatimiento estar desamparados
por nuestro mejor yo, por la alta idea
con que nos concebimos en ensueños:
un alguien incapaz de la renuncia,
un incondicional, un entusiasta.
Un alguien sin desmayo, un puro idólatra
que vivo en su deseo se desviva.

De Metales Pesados, 2001.

jueves, 1 de abril de 2010

IYA TRAORÉ. FREESTYLE


Título: Freestyle Realización: Roberto Lorenzo Duración: 00:04:21 Año de Realización: 2009 Master: HDV Formato: HDV Sistema: PAL Color: Color Sonido: Roberto Lorenzo Licencia: Creative commons

Vimos a mucha gente buscándose la vida en París, pero nos hicimos Fans enseguida de Iya porque trabaja con una pasión que cualquiera envidiaría, porque trabaja como entendemos que se debe de hacer, para ser bueno en algo. Desde Audiovisionarte te admiramos por que el estilo libre nos gusta en todas sus vertientes.

http://www.robloren.net/

martes, 30 de marzo de 2010

KIRMEN URIBE. AQUEL DÍA

Me dirás que no es cierto, pero de vez en cuando parece
que el mundo se detiene. Que ha dejado de girar y,
por una vez amable con nosotros y como avisándonos,
nos prolonga ese preciso momento, por siempre.

Me dirás que soy un exagerado,
que las cosas de las que te hablo no son tan importantes,
tan definitivas, comparadas con otras que pasaron.

Pero cuando aquella tarde de julio,
siendo aún joven, aún tímido,
vi a todos los de casa jugando al fútbol en aquel prado,
lo mismo la niña más pequeña que los más ancianos,
en aquel momento comprendí
que pronto algunos de nosotros,
y aquel lugar,
habrían desaparecido.

Aquel día no sucedió nada especial,
pero aquel momento,
aquel día de abejas de leche y prados de cera,
para mí sería único siempre.

De Mientras tanto cógeme la mano, 2002.

viernes, 12 de marzo de 2010

MIGUEL DELIBES. SIN PERSONALIDAD

MIGUEL DELIBES (VALLADOLID, 17/10/20 - VALLADOLID, 12/03/10)

Pero a Daniel, el Mochuelo, le bullían muchas dudas en la cabeza a este respecto. Él creía saber cuánto puede saber un hombre. Leía de corrido, escribía para entenderse y conocía y sabía aplicar las cuatro reglas. Bien mirado, pocas cosas más cabían en un cerebro normalmente desarrollado. No obstante, en la ciudad, los estudios de Bachillerato constaban, según decían, de siete años y, después los estudios superiores, en la Universidad, de otros tantos años, por lo menos. ¿Podría existir algo en el mundo cuyo conocimiento exigiera catorce años de esfuerzo, tres más de los que ahora contaba Daniel? Seguramente, en la ciudad se pierde mucho el tiempo -pensaba el Mochuelo- y, a fin de cuentas, habrá quién, al cabo de catorce años de estudio no acierte a distinguir un rendajo de un jilguero o una boñiga de un cagajón. La vida era así de rara, absurda y caprichosa.

De El Camino, 1950.