lunes, 8 de marzo de 2010

SIRI HUSVEDT. ELEGÍA PARA UN AMERICANO

A menudo he pensado que ninguno de nosotros somos quienes creemos ser, que cada cual concilia la terrible extrañeza que nos produce nuestra vida interior con todo tipo de mentiras que puedan convenirnos. No es que quisiera engañarme a mí mismo, pero comprendí que, bajo la persona que creía ser, había otra que vagaba por un mundo paralelo, un mundo del que Miranda me había hablado, por unas calles y entre unos edificios que no reconocía.

De Elegía para un americano, 2008.

2 comentarios:

sanders dijo...

Clamavi, ella es fantástica, a mi me maravilló Todo cuanto amé, me pareció perfecto...

Clamavi dijo...

habrá que leerlo entonces, a mi éste me gustado bastante