sábado, marzo 29, 2008

RAFEL COFÁIN. SÁLVAME MUSA

Ohohoho sylviasain sylviasain
Ohohoho sylviasain sylviasain
Ohohoho sylviasain sylviasain

Ni Kobe Ni Asia Ni Miko Lee
Ohohoho ni siquiera Tera

Ni Brianna Ni Styvez Ni Chloe
Ohohoho ni siquiera Jenna

Ni Lannie Ni Aria Ni Laura
Ohohoho ni siquiera Cytherea

Ohohoho sylviasain sylviasain
Ohohoho sylviasain sylviasain
Ohohoho sylviasain sylviasain

Ni Yanna Cova Ni Zemanova
Ni Podkapova Ni Nikki Nova

Ni Mercedes Ni Crissy Moran
Ni Daisy Ni Jewel DyNile

Ohohoho sylviasain sylviasain
Ohohoho sylviasain sylviasain
Ohohoho sylviasain sylviasain

Sylvia ohoho Sylvia
la de los seis labios
Sylvia ohoho Sylvia
la del culo rosado
Sylvia ohoho Sylvia
la de las cinco bocas
Sylvia ohoho Sylvia
la del monte pelado
Sylvia ohoho Sylvia
la del monte nevado

Ohohoho sylviasain sylviasain
Ohohoho sylviasain sylviasain
Ohohoho sylviasain sylviasain

De Plegarias e Yaculatorias, 4.00 am-3.00 g/dl, 2008.

lunes, marzo 24, 2008

CRÓNICA. BAR CANTÁBRICO. VIERNES, 21 DE MARZO DE 2008.

CASALDÁLIGA, PEDRO. FUEGO Y CENIZA AL VIENTO, SAL TERRAE, SANTANDER, 1984.
ORIHUELA, ANTONIO. EDAD DE HIERRO, ATENEO OBRERO DE GIJÓN, GIJÓN, 1997.
PRAENA SEGURA, ANTONIO. POEMAS PARA MI HERMANA, RIALP, MADRID, 2007.
RIBEYRO, JULIO RAMÓN. PROSAS APÁTRIDAS, SEIX BARRALL, BARCELONA, 2007.
RODRÍGUEZ, CLAUDIO. POESÍA COMPLETA (1953-1991), TUSQUETS, BARCELONA, 2004.

CRÓNICA.

El partido estuvo marcado por las ausencias injustificadas. Sólo JUANCHO presentó el preceptivo parte médico: “ROTURA DE LIGAMENTO CRUZADO POSTERIOR EN RODILLA IZQUIERDA”... ¡Más futbolero no cabe! La interpretación de la convocatoria fue de lo más disperso. Al requerimiento de POESÍA SACRA, sólo IGNATIUM respondió con algo tan parecido como un caballo pueda serlo a un esturión. No se entiende por qué ha de ser más sacra la poesía compuesta por un sacerdote que la perpetrada por un proxeneta, caso de que sacerdocio y proxenetismo no caigan bajo el mismo hábito. En fin, que los demás se conformaron con dejar el PENTHOUSE y el PRIVATE del mes en casa y acudieron con lo que quisieron: ¡LIBERTAD PARA LA PALABRA!... que diría algún anarco-botarate. SANDERS, retirado el embozo y destocada la gorra sudista con que se defendía del temporal, atacó con una táctica innovadora: dejar atrás el refugio de las pinturas de cera, los cuadernillos RUBIO coloreados y las letras de canciones de ENRIQUE Y ANA; y presentarse con unas prosas que sólo por artificio pueden nominarse apátridas. Solidez en la temática, contención en el tono, concesión a juegos de palabras que adornaron sin entorpecer la idea. Un poema sobre la pujanza de la niñez derogando a golpes y pintadas inconscientes esa decadencia cotidiana que instituyen las figuritas de Lladró, recuerdos de bodas y demás quincalla; fue lo mejor de la velada. La espantá de CHARLY dejó irresuelta una curiosidad: ¿Se incluye la prosa poética en la misma categoría infame que el verso libre o lo que hace de éste algo infame es el hecho de que sea verso? IGNATIUM abandonó el combate de esencias en el cuerpo místico de la palabra recién pronunciada, para plantear el partido en el sembrado de la poesía de la experiencia más deprimente. Sin el suficiente impulso lírico, su curita arrancaba poemas que se desinflaban a medio vuelo para aterrizar convertidos en registros de obituario. Si lo triste no tiene por qué ser más poético que lo alegre, qué decir de lo social. Si la pretensión de KDJER fuera declarar la naturaleza burguesa del acto, debería haberse armado de un cóctel MOLOTOV y arrojarlo por la ventana del bar. Eso sí, sin olvidarse de retirar la etiqueta de CERVEZA MAHOU y sustituirla por leyenda del estilo de PIJOS DE GIJÓN, IRÉIS AL PAREDÓN, o algo así, que no irritase la ortodoxia consonante de CHARLY. De otra forma no se entiende su apuesta por el juego chillón; a menos que EDAD DE HIERRO no fuese un título sino una descripción. ARTEMIO RULÁN se hizo verbo y habitó en forma de apotegma. ¡Qué titán de la poesía... cuando haya que transcribirla al MORSE! En alguno de sus lapsos de lucidez debió de recordar que los partidos se decantan normalmente por el polo de la brevedad, y exhumó su libro de un catálogo de esquelas. CATENACCIO naufragó con el agravante de traicionar su estilo pegado al verso clásico y la imagen sometida al discurso. Las tinieblas de CLAUDIO no lograron salvar ni una sola vez la primera línea de defensa. Un fiasco. La noche se ensañaba con la calle, la lluvia arrollaba por los cristales hecha regatos que cimbreaban al ritmo con que SHAKIRA, siempre SHAKIRA, movía las caderas, las botellas se apiñaban sobre el mármol y el partido declinaba. ELENA lo despenó hablando de la dureza de los cocos y de LUCÍA DE LA PIEDRA. Al final la realidad se impuso: la noche estaba más para porno que para poesía sacra. Dejamos a SANDERS recolocándose la gorra: El general LEE llama, GETTYSBURG espera. Pero eso ya es otra historia.

ANTONIO PRAENA. TÚ NO TE ACORDARÁS

TÚ no te acordarás, porque eras muy pequeña,
y dulce y rubia y vivaracha;
pero en algún momento de mi vida
yo lo he pensado cada noche.

La escena ocurre así y es muy sencilla:
mamá cantaba entre los melocotoneros
una canción sobre los ruiseñores.
Papá ha subido al cruce a echar el agua
y el agua está bajando por la acequia.

Tú no te acordarás, porque eras muy pequeña
-como los ruiseñores, yo diría-.
En realidad mamá te canta a ti,
que eres los ruiseñores de pequeña,
y el agua de la acequia
está en mis ojos ahora mismo.

Y es que yo muchas veces me pregunto
por qué era aquel un tiempo diferente;
por qué no ha vuelto a ser el trigo tan brillante
ni están los melocotoneros tan despiertos;
por qué la estampa barnizada de los almanaques
nos parecía tan hermosa al enmarcarla
como una puerta al campo en el pasillo.

Y la respuesta es muy sencilla y me conmueve
hallar toda razón en vuestras manos:
el mundo consistía en su ignorancia
y estaba la esperanza sin manchar en nuestros ojos.

Tú no te acordarás, porque eras tan pequeña.

De Poemas para mi hermana, 2007.

viernes, marzo 21, 2008

PEDRO CASALDÁLIGA. PRUEBA

La soledad, por fin,
lejana y próxima.
La soledad total.

¿Dónde están los caminos conocidos?
¿Dónde está la alegría, compañeros?
¿Es la última víspera?

¿Por qué me abandonaste?
Me palpo y no me encuentro.
Me miro en los espejos a mi alcance
y no me reconozco.
Calladme, por ahora, el nombre que tenía!

¿Será que me bautizan en aguas de pobreza
los amigos llamados tantas veces, otrora?
¿Me espera, en la mañana,
algún camino nuevo?
Dejadme el pan cocido en el rescoldo!

Como el Rey que Tagore vio en sueños,
llega el Señor, cargado de exigencias,
por todas las orillas...

Ahora es noche aún. Cerrada noche.
La red cuelga en el túnel de las falsas minúsculas
dejando apenas el preciso espacio
para sacar un muerto.

De Fuego y Ceniza al Viento. Antología espiritual, 1984.

miércoles, marzo 12, 2008

MARIANO BRULL. EPITAFIO A LA ROSA

Rompo una rosa y no te encuentro.
Al viento, así, columnas deshojadas,
palacio de la rosa en ruinas.
Ahora —rosa imposible— empiezas:
por agujas de aire entretejida
al mar de la delicia intacta,
donde todas las rosas
—antes que rosas—
belleza son sin cárcel de belleza.

jueves, marzo 06, 2008

CARLOS PARDO. PROGRESISMO

Áspero azul al despertar
un día sin orillas.
Del sueño traes arena en los pulmones,
eterno nadador de los calmantes.

Aún los ojos nuevos
en islas que estrenar.

Para el dolor es siempre el primer día.

De Desvelo sin Paisaje, 2002.