viernes, 30 de noviembre de 2007

DORIS LESSING. EL CUADERNO DORADO

Puede que no exista otro medio de educar al pueblo. Al menos, no lo creo. Entretanto, sería de gran ayuda describir por lo menos correctamente las cosas, llamarlas por su nombre. Idealmente, lo que debería decirse y repetirse a todo niño a través de su vida estudiantil, es algo así: “Estáis siendo indoctrinados. Todavía no hemos encontrado un sistema educativo que no sea de indoctrinación. Lo sentimos mucho, pero es lo mejor que podemos hacer. Lo que aquí se os está enseñando es una amalgama de los prejuicios en curso y las selecciones de esta cultura en particular. La más ligera ojeada a la historia os hará ver lo transitorios que pueden ser. Os educan personas que han sido capaces de habituarse a un régimen de pensamiento ya formulado por sus predecesores. Se trata de un sistema de autoperpetuación. Aquéllos de vosotros que sean más fuertes e individualistas que los otros, les animaremos para que se vayan y encuentren medios de educación por sí mismos, educando en su propio juicio. Los que se queden deben recordar, siempre y constantemente, que están siendo moldeados y ajustados para encajar en las necesidades particulares y estrechas de esta sociedad concreta”.

De El cuaderno dorado. Prefacio, 1971.

ÁNGEL GONZÁLEZ. DOCTORADO HONORIS CAUSA POR LA UNIVERSIDAD DE OVIEDO

Lunes, 3 de diciembre
12:00, en el paraninfo de la Universidad de Oviedo (Edificio Histórico).

Acto de investidura.

A las 20 horas, en el mismo Paraninfo del Edificio Histórico, tendrá lugar una Sesión Literaria en torno a Ángel González, con la participación de Francisco Brines, Benjamín Prado, Luís García Montero, Almudena Grandes, José Luís García Martín, Juan José Millás, Felipe Benítez Reyes, Ricardo Labra y el propio Ángel González. Como moderador actuará Juan Cruz.

PARA QUE YO ME LLAME ÁNGEL GONZÁLEZ

Para que yo me llame Ángel González,
para que mi ser pese sobre el suelo,
fue necesario un ancho espacio
y un largo tiempo:
hombres de todo el mar y toda tierra,
fértiles vientres de mujer, y cuerpos
y más cuerpos, fundiéndose incesantes
en otro cuerpo nuevo.
Solsticios y equinoccios alumbraron
con su cambiante luz, su vario cielo,
el viaje milenario de mi carne
trepando por los siglos y los huesos.
De su pasaje lento y doloroso
de su huida hasta el fin, sobreviviendo
naufragios, aferrándose
al último suspiro de los muertos,
yo no soy más que el resultado, el fruto,
lo que queda, podrido, entre los restos;
esto que veis aquí,
tan sólo esto:
un escombro tenaz, que se resiste
a su ruina, que lucha contra el viento,
que avanza por caminos que no llevan
a ningún sitio. El éxito
de todos los fracasos. La enloquecida
fuerza del desaliento...

De Áspero mundo, 1956.

JUAN GELMAN. PREMIO CERVANTES 2007

REGRESOS

Así que has vuelto.
Como si hubiera pasado nada.
Como si el campo de concentración, no.
Como si hace 23 años
que no escucho tu vos ni te veo.
Han vuelto el oso verde, tu
sobretodo larguísimo y yo
padre de entonces.
Hemos vuelto a tu hijar incesante
en estos hierros que nunca terminan.
¿Ya nunca cesarán?
Ya nunca cesarás de cesar.
Vuelves y vuelves
y te tengo que explicar que estás muerto.

De Valer la pena, 2001.

jueves, 29 de noviembre de 2007

CONVOCATORIA

Viernes, 30 de noviembre, 21:00.
El Cantábrico, C/Muelle de Oriente 4, Gijón.


Convocatoria urgente:
Partido Homenaje Futrecalientaperonometeniungol.
Se valorará un concierto itinerante nocturno posterior.

viernes, 23 de noviembre de 2007

JACK WEATHERFORD. GENGHIS KHAN

Los ejércitos convencionales avanzaban y acampaban en grandes columnas, y los comandantes podían comunicarse fácilmente unos con los otros utilizando mensajes escritos. En el caso mongol, los soldados estaban mucho más dispersos, y sus oficiales eran analfabetos. Las comunicaciones, en todas las esferas, debían ser de palabra, nunca por escrito. Las órdenes se transmitían de boca en boca. El problema de un sistema oral de comunicaciones radicaba en la exactitud de la recepción del mensaje, que debía repetirse con precisión a cada individuo y luego recordarlo tal como había sido transmitido. Con el fin de facilitar su memorización, los oficiales componían las órdenes en verso y para ello empleaban un sistema estandarizado conocido por todos los soldados. Los guerreros mongoles utilizaban una serie de melodías fijas y de estilos poéticos en los que improvisaban distintas palabras de acuerdo con el significado del mensaje. Para un soldado, escuchar una orden era como aprender una nueva poesía de una canción que ya sabía.

De Genghis Khan y el inicio del mundo moderno, 2004.
(Trad. Juan Rabasseda-Gascón)

viernes, 16 de noviembre de 2007

JORGE LUIS BORGES. INSCRIPCIÓN EN CUALQUIER SEPULCRO

No arriesgue el mármol temerario
gárrulas transgresiones al todopoder del olvido,
enumerando con prolijidad
el nombre, la opinión, los acontecimientos, la patria.
Tanto abalorio bien adjudicado está a la tiniebla
y el mármol no hable lo que callan los hombres.
Lo esencial de la vida fenecida
—la trémula esperanza,
el milagro implacable del dolor y el asombro del goce—
siempre perdurará.
Ciegamente reclama duración el alma arbitraria
cuando la tiene asegurada en vidas ajenas,
cuando tú mismo eres el espejo y la réplica
de quienes no alcanzaron tu tiempo
y otros serán (y son) tu inmortalidad en la tierra.

lunes, 12 de noviembre de 2007

SOFÍA CASTAÑÓN. HAY PALABRAS DE PLÁSTICO

Hay
palabras de plástico
sentimientos de plástico
y caras de plástico, te dije
el día que hablamos de Jude Law.
Y tú,
con las manos llenas de tierra,
me enseñaste que por dentro
somos sucios
y hermosos.

De Animales interiores, 2006.

BEATRIZ ROS. DE CÓMO DESCUBRÍ QUE SEGUÍA VIVA

Voy a decirte algo muy importante:

El corazón está situado
justo en el centro del pecho
se piensa que está más a la izquierda
porque el lado izquierdo late más fuerte

Lo he leído en una enciclopedia.

De De cómo descubrí que seguía viva, 2008.

jueves, 8 de noviembre de 2007

PEDRO SALINAS. EL AMOR QUE TE SOBRA

El amor que te sobra
se lo reparten seres
y cosas que tú miras,
que tu tocas, que nunca
tuvieron amor antes.
Cuando dices: "Me quieren
los tigres o las sombras"
es que estuviste en selvas
o en noches, paseando
tu gran ansia de amar.
No sirves para amada;
tú siempre ganarás,
queriendo, al que te quiera.
Amante, amada no.
Y lo que yo te dé,
rendido, aquí, adorándote,
tú misma te lo das:
es tu amor implacable,
sin pareja posible,
que regresa a sí mismo
a través de este cuerpo
mío, transido ya
del recuerdo sin fin,
sin olvido, por siempre,
de que sirvió una vez
para que tú pasaras
por él -aún siento el fuego-
ciega, hacia tu destino.
De que un día entre todos
llegaste
a tu amor por mi amor.

De La voz a ti debida, 1933.

domingo, 4 de noviembre de 2007

NAZIM HIKMET. CARTA A VALA NURREDIN

Hermano mío,
enviadme libros con finales felices,
que el avión pueda aterrizar sin novedad,
el médico salga sonriente del quirófano,
se abran los ojos del niño ciego,
se salve al muchacho al que mandan fusilar,
vuelvan las criaturas a encontrarse las unas con las otras,
y se den fiestas, se celebren bodas.
Que la sed encuentre al agua,
el pan a la libertad!
Hermano mío,
enviadme libros con finales felices,
ésos han de realizarse
al fin y al cabo.

viernes, 2 de noviembre de 2007

JULIE DOIRON. EN CONCIERTO

Domingo, 4 de noviembre
22:00, en el Savoy.

Concierto de Julie Doiron.
A quien le apetezca, nos vemos allí.