jueves, 31 de enero de 2008

PHILIP LARKIN. ESTUDIO DE LOS HÁBITOS DE LECTURA

Cuando meter la nariz en un libro
me curaba de casi todo menos de la escuela,
valía la pena destrozarme la vista
y saber que podía hacerme el chulo
y soltarles el clásico gancho de derecha
a unos tipejos asquerosos que me doblaban en tamaño.

Luego, ya con gafas de culo de vaso,
me dedicaba a hacer de malo:
yo, mi capa, y mis colmillos
nos lo pasamos bomba en la oscuridad.
¡A cuántas mujeres aporreé con mi sexo!
Las destrozaba que parecían merengues.

Ahora ya no leo mucho: el tipo
que decepciona a la chica antes
de que llegue el héroe, el cagueta
que se queda al frente de la tienda,
me resultan demasiado familiares. Dale al frasco:
los libros son un montón de mierda.

De Las bodas de Pentecostés, 1964.

lunes, 28 de enero de 2008

ISMAEL ENRIQUE ARCINIEGAS. SE ALEJA EL BARCO

Se aleja el barco. Luz de madrugada.
La aurora alumbra el peñascal sombrío,
y de garzas el vuelo ligera bandada
tiende en la quietud del río.

En sus alas la luz se atornasola,
y del oriente entre rosados velos
parecen, blancas, en la orilla sola,
un adiós silencioso de pañuelos.

jueves, 24 de enero de 2008

JOSÉ MARÍA FONOLLOSA. BEAVER STREET

Para lucirla por la calle, hermosa.
Y para convivir, la razonable
belleza que Lucrecio aconsejaba.
Pero para la cama más bien fea.

La hermosa y casi hermosa se te tienden
en el lecho y esperan muy seguras
el rápido homenaje que merecen.
Mas son algo pasivas. Y con límites.

La chica más bien fea, sin embargo,
agradece el haber sido elegida
entre otras de más bellas. Participa
con mayor entusiasmo en el amor.

La oscuridad ambiente la sitúa
en plano de igualdad ante la estética.
Y un ciego guía a un ciego, mas los dos
-los cuerpos- hallan juntos sus caminos.

Y deja hacer y accede de buen grado
a cuanto la requiera aquel momento.
Para pasarlo bien en una cama
escoged una chica más bien fea.

De Ciudad del Hombre, New York, 1990.

viernes, 18 de enero de 2008

JEAN ARP. RUCHE DE RÊVES

Les fleurs sont vêtues d'éclairs.
Dans le plumage de l'étoile,
Dort le rêve de chair
Bordé de seins.
Le rêve tient dans sa bouche
Une étoile, comme le chat tient
Dans sa bouche une souris.
Les fleurs de chair
Ont une langue de rêve.
Etoile de brume.

L'étoile de chair sous la
Voûte de temps. Le temps
Ronronne comme un
Rêve.
Autour des seins, autour des
Ruches de rêves
Dorment les étoiles.
Brume de fleur.
Plumage d'étoile.
Les fleurs ronronnent.

Les étoiles
Ronronnent devant
La ruche
Des éclairs.
Souris
De brume.
Souris
De fleur.
Le rêve est un chat,
Sa langue est une fleur.

La chair ronronne dans
Le plumage du temps. Les souris
Et les chats dorment sur
La langue du temps.
L'éclair dort sous la
Voûte de brume.
Les étoiles sont vêtues
De seins.
La langue de brume dans la
Bouche de fleur.
La bouche de brume sous la voûte de chair

De Le Siège de l'air, 1946.

COLMENA DE SUEÑOS

Las flores se visten con relámpagos
en el plumaje de la estrella duerme el sueño de carne
guarnecido de senos
el sueño tiene en la boca una estrella como el gato tiene en la
boca un ratón
las flores de carne tienen lengua de sueño
estrella de bruma

La estrella de carne bajo la bóveda del tiempo
el tiempo ronronea como un sueño
alrededor de los senos alrededor de las colmenas de sueños
duermen las estrellas
bruma de flor
plumaje de estrella
las flores ronronean

Las estrellas ronronean frente a la colmena de los relámpagos
ratón de bruma
ratón de estrella
ratón de flor
el sueño es un gato su lengua es una flor

La carne ronronea en el plumaje del tiempo
los ratones y los gatos duermen sobre la lengua del tiempo
el relámpago duerme bajo la bóveda de bruma
las estrellas se visten con senos
la lengua de bruma en la boca de flor
la boca de bruma bajo la bóveda de carne

(Trad. Aldo Pellegrini).

sábado, 12 de enero de 2008

ÁNGEL GONZÁLEZ (OVIEDO, 06/09/25 - MADRID, 12/01/08)

YA NADA ES AHORA

Largo es el arte; la vida en cambio corta
como un cuchillo
Pero nada ya ahora
-ni siquiera la muerte, por su parte
inmensa-

podrá evitarlo:
exento, libre,

como la niebla que al romper el día
los hondos valles del invierno exhalan,

creciente en un espacio sin fronteras,

ese amor ya sin ti me amará siempre.

MUERTE EN EL OLVIDO

Yo sé que existo
porque tu me imaginas.
Soy alto porque tu me crees
alto, y limpio porque tú me miras
con buenos ojos,
con mirada limpia.
Tu pensamiento me hace
inteligente, y en tu sencilla
ternura, yo soy también sencillo
y bondadoso.
Pero si tú me olvidas
quedaré muerto sin que nadie
lo sepa. Verán viva
mi carne, pero será otro hombre
-oscuro, torpe, malo- el que la habita...

miércoles, 9 de enero de 2008

ANTONIO ORIHUELA. LE ENSEÑO

Le Enseño mi último poema.
Me dice que me espere,
que se le va el fuego.

Le espeto su falta de delicadeza,
su sospechoso amor a la literatura.

Me dice que no lo volverá a hacer.

Pasan los días
harto de comer comidas quemadas.

De Edad de Hierro, 1997.

lunes, 7 de enero de 2008

LUIS DEMETRIO (MÉRIDA, YUCATÁN, 21/04/31 - CUERNAVACA, MORELOS, 18/12/07)

BRAVO

Bravo, permíteme aplaudir
por tu forma de herir mis sentimientos.
Bravo, te vuelvo a repetir,
por tus falsos e infames juramentos,
todo aquello que te di
en nuestra intimidad, tan bello.
Quién me iba a decir
que lo habías de volcar en sufrimiento.

Te odio tanto que yo mismo me espanto
de mi forma de odiar.
Deseo que después de que mueras
no haya para ti un lugar.
El infierno es un cielo
comparado con tu alma.
Y que dios me perdone
por desear que ni muerta tengas calma.

Te odio tanto que yo mismo me espanto
de mi forma de odiar.
Deseo que después de que mueras
no haya para ti un lugar.
El infierno es un cielo
comparado con tu alma.
Y que dios me perdone
por desear que ni muerta tengas calma.

Bravo, permíteme aplaudir
por tu forma de herir mis sentimientos.