viernes, 27 de enero de 2006

CRÓNICA. BAR CANTÁBRICO, VIERNES, 27 DE ENERO DE 2006

Estadio:
El Cantábrico (Gijón).

Resultado final:
1-2

Jugaron:

- Julio Llamazares (manageado por Alfredo).
- Rosalía de Castro (estimulada en las bandas por Neiro)
- Carlos Marzal (supervitaminado y supermineralizado por Nacho)
- Roque Dalton (fichado transoceanicamente por Fermo)
- Yannis Ritsos (desde el Parnaso traído por el que hace la crónica).

0-1

El primer gol de la noche lo metió Carlos Marzal (A fecha actual nuestro querido amigo Ignacio, no recuerda qué poema goleó del valenciano: la Voll-Damm y la Mahou generan abollones en las sinapsis neuronales de impredecible recuperación).

1-1

Empate de Julio Llamazares

Todo lo aprendí de quien nunca fue amado: la nieve y el silencio y el grito de los bosques cuando muere el verano.

O aquella canción celta que Kerstin me cantaba:

¿Quién puede navegar sin velas? ¿Quién puede remar sin remos? ¿Quién puede despedirse de su amor sin llorar?

Pero ahora ya la nieve sustenta mi memoria. Y el silencio se espesa tras los bosques doloridos y profundos del invierno.
Por eso puedo navegar sin velas. Por eso puedo remar sin remos.

Por eso puedo despedirme de mi amor sin llorar.

Julio Llamazares, Memoria de la Nieve, 1981

Por el medio, vanos intentos de Yannis Ritsos por golear: un casi gol, una jugada despreciada y otra más que casi. Rosalía le pega duro a la pandereta pero ni forma. Roque lo intenta: se pone poético, púbico o político, pero no remata ninguna de las jugadas.

1-2

Ante la desidia del valenciano, desempata y remata el partido Llamazares:

Aún nada alienta en la alameda de los sueños y ya el carro de los cómicos se aleja lentamente.

Marchan a alimentarse de tristeza en otro pueblo habitado por perros.

Nadie ha salido al camino a romper el silencio. Nadie de los que anoche se reían con cansancio tras las bombillas rojizas de la plaza.

Solamente los perros, pegados a sus ruedas, se resisten al olvido brevemente.

Julio Llamazares, La Lentitud de los Bueyes, 1978.

No hay comentarios: