viernes, 10 de agosto de 2007

NACHO PRENDES. LA CIUDAD SE LLENA

GIJÓN se llena, basta con asomarse éstos días a cualquier calle del centro para contemplar la riada de propios y ajenos. Lo de todos los años, la Semana Grande, la Feria, en fin el agosto que siempre nos colapsa. Sin embargo resulta cada vez más normal que a uno le paren por la calle gentes de cien mil raleas, que diría Serrat, para pedirle una dirección, una propuesta o un consejo para entretener el gaznate; y no sólo durante el verano. Ya no se trata de aquél turismo con el que crecimos, de cuenca minera, fiambrera y tren de Langreo, o de parientes leoneses de piso alquilado en el barrio La Arena para todo el mes, a los que los niños siempre distinguíamos porque se empeñaban en colocarse al borde del mar y claro, indefectiblemente, año tras año, la marea les mojaba la toalla. De un tiempo a esta parte siento que Gijón se llena, y no sólo en el verano, claro que uno habla de sentimientos, de sensaciones personales y no de verdades científicas amparadas en estadísticas al uso. Sensaciones de las que le proveen los amigos que deciden trasladarse a vivir a ésta parte del Cantábrico después de un periplo por esos mundos de Dios, pudiendo haber recalado en otros puertos.


De El Comercio, 08/08/2007.

No hay comentarios: