martes, mayo 01, 2007

JAVIER SALVAGO. SOBRE EL TAPETE VERDE DE LA VIDA

Nos pasamos la vida de farol,
temiendo que nos cojan y descubran
que no llevamos juego,
que no sabemos nada
de nada...
Nos pasamos
la vida calibrándonos, cubriéndonos,
con la guardia bien alta.

Todos fingiendo y todos con las mismas
o parecidas malas cartas.

De Los Mejores Años, 1991.

2 comentarios:

vi dijo...

Joder, siempre me encantó ese poema

Catenaccio dijo...

Arañan con su filo transparente
las bisectrices de las esquinas.
Rasga la proyección espectral de las farolas.
Muerde el plano alzado
de las alcantarillas...
Hieren,
como multiplicadas aduanas
que sostienen su escrutinio,
todos los bordes de la ciudad.

Ejes en los que se engarza
la revolución
de millones de sistemas planetarios,
argonautas incansables
que persiguen
el vellocino cotidiano,
apurando su repertorio
de respuestas defensivas:
alas bien plegadas sobre los costados,
ojos que hienden
maniáticos
las líneas de una revista,
dedos en inventario de urgencia a los bolsillos,
y que al reflejo de las lunas fugaces
de un kiosco en la calle,
someten al pelo levantisco,
afilan el perfil de unos labios siempre prietos.

A través del cristal,
repasando los cantos vivos
con su aleteo lúbrico,
nos aborda la sonrisa congelada
de las estrellas del porno.