sábado, enero 20, 2007

PEDRO BONIFACIO PALACIOS. MOLTÍSSIMO PIÚ AVANTI ANCORA!

Si en vez de las estúpidas panteras
y los férreos, estúpidos leones,
encerrasen dos flacos mocetones
en la frágil cárcel de las fieras:

No habrían de yacer noches enteras
en el blando pajar de sus colchones,
sin esperanzas ya, sin reacciones,
lo mismo que dos plácidos horteras;

Cual Napoleones pensativos, graves,
no como el tigre sanguinario y maula,
escrutarían palmo a palmo su aula,

buscando las rendijas, no las llaves...
¡Seas el que tú seas, ya lo sabes:
a escrutar las rendijas de tu jaula!

De Milongas Clásicas, Sonetos Medicinales y Dios te Salve. Discursos, 1919.

2 comentarios:

Pablo Ibáñez dijo...

Fantástico blog, fantástico descubrimiento. Rompo mis carnets y me asocio al club de futbolistas poetas.

Catenaccio dijo...

Alfredito, hijo, qué tal si pones las etiquetas? Un saludo para Pablo. Más que asociarte al club de futbolistas poetas tendrías que constituirlo, porque lo más parecido a un balón que ha visto la mayoría de los colaboradores es una tableta de chocolate; y lo más parecido a una poesía... me lo voy a callar