sábado, 20 de enero de 2007

PEDRO BONIFACIO PALACIOS. MOLTÍSSIMO PIÚ AVANTI ANCORA!


Si en vez de las estúpidas panteras
y los férreos, estúpidos leones,
encerrasen dos flacos mocetones
en la frágil cárcel de las fieras:

No habrían de yacer noches enteras
en el blando pajar de sus colchones,
sin esperanzas ya, sin reacciones,
lo mismo que dos plácidos horteras;

Cual Napoleones pensativos, graves,
no como el tigre sanguinario y maula,
escrutarían palmo a palmo su aula,

buscando las rendijas, no las llaves...
¡Seas el que tú seas, ya lo sabes:
a escrutar las rendijas de tu jaula!

De Milongas Clásicas, Sonetos Medicinales y Dios te Salve. Discursos, 1919.

1 comentario:

Pablo Ibáñez dijo...

Fantástico blog, fantástico descubrimiento. Rompo mis carnets y me asocio al club de futbolistas poetas.