jueves, agosto 24, 2006

FÉLIX DE AZÚA. LA LECTURA ES COMO EL ESTIERCOL

La lectura es como el estiércol, sólo excita un crecimiento ya de por sí vivo y autónomo. Aumentando la cantidad de fertilizante puede incrementarse la producción natural hasta cierto punto, si son cantidades DISCRETAS; pero el exceso quema los brotes y asfixia la libre circulación de minerales. Un aumento de abono a partir del punto crítico significa el arrasamiento. Hay frecuentes casos de cerebros, como el de Unamuno, convertidos en eriales por su imprudente optimismo sobre la cantidad de fertilizante que creyeron poder soportar.

De Diario de un Hombre Humillado, 1987.

No hay comentarios: