miércoles, 8 de junio de 2016

ROMILDO RISSO. LO MIRO AL VIENTO Y ME RÍO

Que son muy negras las penas,
Dicen y dicen cantando.
Pa mí que no ha de ser cierto,
Si fuera, mejor negarlo.

Yo también sé de pesares,
Yo también sé de quebrantos,
Sé de las penas más negras
Pero de penas no canto.

También es negra la tierra
Y verdes salen los pastos
Mientras la raíz padece
Canta en sus flores el árbol.

Ocasiones me figuro
Que soy de veras un árbol,
Lo miro al viento y me río,
La raíz crujiendo abajo.

Si me desmiento en la vida,
¡Acuéstenme de un hachazo!

No hay comentarios: