lunes, enero 31, 2011

CRÓNICA. BAR CANTÁBRICO, VIERNES, 28 DE ENERO DE 2011

RESURRECCIÓN
Crónica por cortesía de Paperman

Bar Cantábrico. Gijón. 28 de enero de 2.011. Festividad de Santo Tomás de Aquino. Sobre las 21.00 horas.

Jugadores: Carlos ( Poesías Completas Kavafis), Juancho (El ojo de la mujer, Gioronda Belli), Ignatium Regis (Como la Lluvia, Pepe Milito Pacheco), Elena (trajo su presencia que no es poco), Alfredo (Textos de un disco que no apunte, D. Manuel Alcantára ), Bellamaria ( La Provincia d’ell uomo, Elias Canetti), Charly ( Poesía, D. Miguel de Cervantes); Paperman, (Lamentos del Sinai, Max Aub, Poesía de la edad de oro).

Partido amistoso. Tres cuartos de entrada, tiempo desapacible. Sed necia.

Hemos de comenzar esta crónica expresando nuestro deseo de que el gran Neiro, rapsoda oficial de estos eventos, se reponga del gravísimo ataque de acetona que le impidió acudir al partido. Afortunadamente, la medicina ha avanzado una barbaridad desde los años 70 del pasado siglo y enfermedades que se tenían por mortales o al menos como generadoras de graves secuelas hoy son tratadas satisfactoriamente. Así que vaya nuestro cariño allá donde te encuentras restableciéndote de penosa enfermedad, en el Mount Sinaí Hospital de Houston. Y hablando del Mount Sinaí, Paperman volvió a deleitarnos con su sabiduría y saber estar, intentando introducir un mínimo de sensibilidad en nuestras aturdidas molleras. No obstante, su intento fue vano y amén de no conseguir gol alguno, acabó regalando el libro a una espectadora, lo que de un lado motiva que no se pueda reproducir ninguna de sus sensacionales aportaciones y de otro, le ganó una tarjeta amarilla, pues si en primera división no puede un jugador despojarse de la elástica, al parecer en fútbol de poetas tampoco se puede deshacer uno del libro. Paperman fue involuntario protagonista de uno de los goles de la noche, justamente anotado por la Bella María que dirigiéndose al sujeto con desdén, le espetó “ Yo lo siento por tí, porque no tengas capacidad para apreciarlo”, lo cual situó a Paperman en su justo lugar, esto es pidiendo otra cerveza en la barra, y sirvió para que la Bela María anotase su único tanto, porque hemos de destacar el hecho de que harta de que no sea apreciada por la turba su extraordinaria sapiencia, aportó al match al gran Elias Canetti, sin traducir “ il mio desiderio piu grande e vedere un topo che mangia vivo un gatto. Prima, vero, dou relee anche giocandi ablastrazza a ungo” o algo así, que fue interpretado por el populacho como una declaración de amor de la Bellamaria a Desiderio, el cual tiene una prima que se llama ablastrazza y un gato que vive en la Manga, suponemos, que de Murcia. Dejemos pues a María con sus amoríos y centrémonos en Charly, su aportación al partido fue previsible, D. Miguel de Cervantes, Poesia, “yo que siempre trabajo y me desvelo por parecer que tengo de poeta la gracia que no quiso darme el cielo, quisiera despachar esta estafeta”. Francamente, creemos que si el propio autor es consciente de sus debilidades, no debiera Charly ensañarse con su memoria. Otro perdedor de la noche fue D. Juancho, que decidió traer a Dª Gioronda Belli, nuestro querido amigo de las colonias tiene a su disposición grandes autores con mas futbol en sus botas que Dª Gioronda, “Aunque a veces te sintás marchita, cerrada, envuelta en noche amarga, punzante tu centro”, .describe perfectamente el hecho de que D. Juancho no tuviese su noche, si bien con posterioridad intentase arreglarlo parloteando con notable éxito con un par de rubias. Carlos, aprobado, su apuesta no fue arriesgada, Kavafis, pero contra pronóstico, huyó de billetes de ida y vuelta con escalas interminables e intentó deslizarse por campos menos trillados, lo cual denota dos cosas, a) Que leyó el libro, lo que ya en sí constituye un éxito y b) Que tiene ganas de agradar a la parroquia, lo que le augura un futuro prometedor en el campeonato. Goleó Alfredo y lo hizo por partida doble ”No pensar nunca en la muerte, dejar irse las tardes, mirando como atardece. Ver toda la mar de frente y no estar triste por nada, mientras el sol se arrepiente y morirme de repente el día menos “pensao” (protestas de Charly) ese en el que pienso siempre”, constituyó el primero de sus tantos, el segundo vino dado por la tradición oral, un muchacho con síndrome de Down miraba fijamente la mar después de que una ola le hubiera volteado como a Manolete, Islero.. Un jesuita amigo de Alfredo, a la sazón monitor de la excursión se dirigió a él y le comentó el revolcón que le había dado la mar, a lo que replicó el niño, con los ojos clavados en el oceáno: ¡ Mírala, mírala fue esa!. En un momento dado del partido irrumpió en la cancha, D. Pepe Llana y Dª Rebeca que consiguieron un celebrado tanto al traer con ellos una pizza. Para acabar D. Ignatium no consiguió tanto alguno “el tigre que da vueltas a la nada” se convierte en metáfora de sus afanes, sin embargo, a pesar de su nula capacidad goleadora, D Ignatium se desvela por convocarnos, lee los libros, algo que Paperman considera como expresión de su nula confianza en la fortuna, sonríe y lo que es aun mas importante, siempre paga una ronda, así que como yo hago la crónica proclamo ganador del partido a D. Ingatium. Y sin gaviotas que giren, noches que abracen y demas parafernalia a la que estáis acostumbrados, me despido de vosotros. Ah!, eso sí: Y dos huevos duros.

lunes, enero 24, 2011

CONVOCATORIA

Viernes, 28 de enero
21:00, en El Cantábrico.

Fútbol de Poetas. Resurrección.
Lo dijo don Ignatium: Al parecer se empieza de cero en cuanto a autores y con el firme propósito de trasladarlo a la página web para actualizarla a menudo y llevar la contabilidad de goles y de participantes.