viernes, 8 de febrero de 2008

CRÓNICA. EL GUETU, VIERNES, 1 DE FEBRERO DE 2008

GRAN VICTORIA DEL COLOMBIANO ;-)

Bueno no me enrollo mucho pero sí os puedo decir que fue uno de los mejores partidos. Empezamos con la exposición de Kdjer en la Galería Mediadvance, luego fuimos en busca de refugio al Cantábrico, pero al estar cerrado nos decidimos por el Guetu; y de allí al Chafa, como debe ser.

Los jugadores:
Roberto Bolaño (Chile, 1952-2003)
Ángel González (Oviedo, 1925-2008)
Eduardo Hurtado (Mexico, 1950- )
Adam Zagajewski (Ucrania, 1945- )

Don Ángel González había jugado ya en ocasiones anteriores por lo cual sólo nos quedó deleitarnos con goles pasados.

Tanto el Sr. Zagajewski como el Sr. Bolaño marcaron un gol cada uno.

El Sr. Hurtado salió con la artillería pesada y anotó estos dos golazos:

ODA A GARRINCHA

Fulano y redentor,
arribaste al pesebre
sin reino y sin incienso,
enclenque, malparido,
paticojo, forzado
-y a tanta desventura le aplicaste
una gambeta inescrutable.
Apilada en tribuna,
la turba de tus pares
robusteció tu credo:
al destino
burlarlo con las patas,
quebrarle la cadera
con un amague raudo
-y a cada nuevo quite
aplazar la condena,
finta tras finta
restaurada.

Y si la inapelable
te sometió a la postre,
lo consiguió en la raya,
en el último tramo del cotejo.
En estricto sentido,
consciente como estabas
de que todo es perder
y todo es dilatar
la unánime caída,
la tuya no fue pérdida
sino el certero alcance
de una derrota conocida.

Por eso en esta fecha
inmemorable
divorciada del múltiplo
y del cinco,
el ganador culposo
arrellanado en mí,
que siempre pierdo,
quiere canjear tu nombre
por un mero recuento de tus dones:
dipsómano atareado
en el celeste ardid
de las metamorfosis;
enemigo confeso
del vano ahínco muscular;
modesto militante del garlito,
el mismo en apariencia
y sin embargo indescifrado;
cirrótico curtido en el desorden
y el insolente sol de las favelas;
cadáver disectado
en desbordante olor
de indigestión
sobre el mármol forense de la noche;
soporte del Cualquiera
y de un montón de afanes
germinados
a pesar del insomnio
y de tu siglo;
sujeto y narrador
de tus hazañas;
heroe inventado
por un coro extinto; sueño intacto
y fugaz.

FLOR EN LA PLAYA

Esta flor
amarilla
de cuatro agudos
petalos
abiertos
sobre la arena,
se afana y dura,
resiste y brilla,
sostiene
contra el mar
su vocacion de estrella.

3 comentarios:

Ignatium Regis dijo...

Que no se note que la crónica la hizo el ganador...

Un abrazo, muchas gracias y enhorabuena ("en la derrota dignidad").

Futrecalienta dijo...

¿Con qué acrobacia lograste un gol, caro Ignatium? Porque fuiste tú el de las excelsas Bolañescas, ¿no es verdad?

Catenaccio dijo...

Grandes poemas. En especial, el segundo que me parece magistral. Gracias por recuperarlos para quienes no asistimos. Un abrazo