jueves, 18 de octubre de 2007

ANNA AJMÁTOVA. VEINTIUNO. NOCHE. LUNES

Ventiuno. Noche. Lunes.
El contorno de la capital es brumoso.
Un ocioso ha inventado
que existe el amor sobre la tierra.

Por desidia o por cansancio
todos le han creído y así viven:
aguardan los encuentros, temen las despedidas
y entonan canciones de amor.

Más, para otros se revela un misterio
y los invade el silencio...
Yo di con esto por casualidad
y desde entonces ando como enferma

De Rebaño blanco, Hiperión, Madrid, 2005.
(Trad. Belén Ojeda)

1 comentario:

vi dijo...

oscuro y frío...