jueves, julio 19, 2007

STEPAN SCHIPACHOV. NO ME IMPORTA LA MUERTE

Los años no me importan, ni la muerte,
ni ser piedra, raíz o polvo inerte.

Triunfando del hedor y de mi suerte,
cuando una moza oliendo a manzanilla
pase por los jarales de mi muerte,
besaré con mi polvo sus rodillas.

5 comentarios:

Ignatium Regis dijo...

Goal.

A veces
el ahora se ve transitado
por signos que no son,
y uno no sabe
de dónde o desde cuándo,
a dónde o hasta cuándo,
es, será o ha sido
el amor que habita.

Catenaccio dijo...

Sobre la misma temática, prefiero el que mi querido Maestre de campo, Martinete, compuso cuando nuestro movimiento tenía movimiento y que decía asín:

Soy agua de charco sobre el asfalto
Ni río, ni lago, solo un fantoche
A merced del sol que allá en lo alto
Me asesinará antes de caer la noche,

Y si mientras me pisa un coche
Sonriendo sobre el peatón salto
Le lleno de mierda y le falto
Para que conteste gritando un reproche.

Nací efímero, sucio y pestilente
Indigno de estudiar en las escuelas
De ser bebido o de portar velas.

Vine al mundo a joder a la gente
Mas al cruzar la calle me sobrevuelas
Y entre tus faldas vislumbro tus entretelas.

Y sonrío, y pienso que no está tan mal
Ser solo un charco, un sucio mortal.


Lo nuestro siempre fue más de las letrinas que de los altares. Qué se le va a hacer.

chesire dijo...

Quiero mucho todos, pero me quedo con el ruso. Qué se le va a hacer.

Anónimo dijo...

Sovietico, Chesire, sovietico, y con este gane yo un partido hace ya algunos años.
Un abrazo
Paperman

chesire dijo...

Nació en los montes Urales, así que era ruso y, eventualmente, soviético.
Y sí, con este poema habías marcado un gol años ha. Que ganases o no el partido, eso ya es otra historia...