jueves, 19 de julio de 2007

STEPAN SCHIPACHOV. NO ME IMPORTA LA MUERTE


Los años no me importan, ni la muerte,
ni ser piedra, raíz o polvo inerte.

Triunfando del hedor y de mi suerte,
cuando una moza oliendo a manzanilla
pase por los jarales de mi muerte,
besaré con mi polvo sus rodillas.

2 comentarios:

Ignatium Regis dijo...

Goal.

A veces
el ahora se ve transitado
por signos que no son,
y uno no sabe
de dónde o desde cuándo,
a dónde o hasta cuándo,
es, será o ha sido
el amor que habita.

chesire dijo...

Nació en los montes Urales, así que era ruso y, eventualmente, soviético.
Y sí, con este poema habías marcado un gol años ha. Que ganases o no el partido, eso ya es otra historia...