lunes, 21 de mayo de 2007

JUILO RODRÍGUEZ. ME DUELE EL MUNDO AQUÍ, CERCA DEL PECHO

Es un dolor tenaz, como un ahogo
que me aprieta el aliento;
no puedo respirar, apenas puedo
aceptar que respiro cuando tengo
dolorido mi pecho por el dolor del mundo.
Porque, a decir verdad,
me duele el mundo entero:
el occidente, amargo como un caballo cojo,
el oriente que funde tras un velo
la oscura indecisión de sus facciones.
Me duele el norte impúdico,
me duele el sur desértico.
Me duelen los asientos de primera
y las zanjas de metro ochenta y cinco
y la tierra que piso y que tirita
y que estrecha y parcela
en mundos pequeñitos
el corazón del hombre.
Me duele el mundo aquí, cerca del pecho.
Y me duelen los ojos enormes de los niños
y la boca apretada de los viejos
y el rumbo impredecible
de un cadáver en medio del océano.
Me duele el mundo aquí, cerca del pecho.
Es un dolor extraño y somnoliento,
como un gato que sangra
en mitad de la noche,
como la soledad
que guarda en su interior
un ataúd vacío,
como el peso violento,
amargo y caprichoso del silencio.

De La luz inesperada. www.juliorodriguez.es.

8 comentarios:

Catenaccio dijo...

No son ya los sórdidos arsenales
donde millones de ánimas
lubricadas con pulso disciplinado
esperan a que el oro decrete
acción.

No es ya la gloria de tantos tiranos
violando a golpe de cincel
el pudor mineral de las piedras
hasta el molde exacto que su gesto
salmodia.

No son ya las montañas de basura
cuadradas con precisión egipcia,
que según longitud y latitud
un ejército de pies descalzos
compacta.

No son ya las ubicuas mezquindades,
aupadas por uso a la normalidad,
que con lenta, firme, implacable
muela de obituario carroñean
los días.

Es ser un tonto atrapado en la inercia
de reírse solo para hacer pantalla...
Son las venas de carcoma en el alma
que abre la certeza de malgastar
tu amor.

Catenaccio dijo...

Nachete, andas preocupado por la suerte del homo sapiens o es que te sentó mal el chimichurri del sábado?... (estaba caducao)

Ignatium Regis dijo...

Golazo, Neirete. Si es que empiezo a creer en los instantes de lucidez...

pirelli dijo...

El jefe os manda recuerdos y os agradece la difusión de su poesía ("a pesar de haber dejado a medias el poema" me ha dicho textaulmente). Yo también os tengo en alta estima. Saludos cordiales.

Ignatium Regis dijo...

Lo siento, Pirelli. Cosas del corta pega en manos torpes. Creo que ya está salvado el error. Transmite mis excusas al autor.

pirelli dijo...

Por mí no lo sientas, Ignatium, que a mí todo esto me parece una mariconada; pero bueno, el otro agradece las correcciones y os anima a seguir metiendo goles (aunque sean en propia puerta, añado yo).

Anónimo dijo...

Pirelli:
Aupa Michelín!
Un saludo cordial.
paperman.

pirelli dijo...

Vendido...