jueves, noviembre 23, 2006

ROGER WOLFE. HOMENAJE A LOS POETAS MEDIO MUERTOS

No recuerdo exactamente
qué estación del año era.

De la Cuesta y yo
nos unimos a la insigne comitiva
-que con el fin de perturbar el sueño
de los muertos había organizado
el recién elegido ayuntamiento-
en torno al nicho humilde
del poeta.

Y una vez finalizados
la marcha fúnebre, el discurso,
las ridículas pompas del alcalde,
y dispersada la escasa muchedumbre,
fue al trompa de la orquesta al que escuchamos
pronunciar la frase:

"Si le hubieran dado más pan y más aceite,
otro gallo cantaría."

De Días Perdidos en los Transportes Públicos, 1992.

3 comentarios:

Catenaccio dijo...

No estoy de acuerdo con el trompa de la orquesta: habría dejado de ser un poeta para convertirse en consejero de la SGAE

chesire dijo...

¡Cómo os gusta el malditismo!

sanders dijo...

y quien lo dice, el que hizo encantado la entrevista a uno de los malditos oficiales del xixon sound...hay que joderse, chesire, como que tú no te pones grouppie nunca!