miércoles, noviembre 30, 2005

ROBERT LOUIS STEVENSON. EL RENACUAJO Y LA RANA

-Debería darte vergüenza -dijo la rana-. Cuando yo era un renacuajo, no tenía cola.
-Eso es lo que yo pensaba -dijo el renacuajo-. No has sido nunca un renacuajo.

No hay comentarios: